ERP, CRM, Nube y más ...

Entérese de las últimas tendencias y beneficios de la nube para su empresa

Artículos destacados

La nube, ¿Qué beneficios trae a mi negocio?

 

La adopción de soluciones en la nube ha demostrado muy buenos resultados para las organizaciones de TI y para los negocios. Hoy, tanto grandes como medianas empresas están “subiéndose a este tren” pues están completamente satisfechas con la promesa de Cloud por mejorar significativamente la agilidad del negocio y la infraestructura de TI. Una solución Cloud brinda velocidad para mover las aplicaciones, seguridad contra amenazas y ahorro de costos al optimizar los recursos de la infraestructura. Mientras mejor sea la capacidad de una organización de planear, desplegar y ejecutar su estrategia de Cloud, más rápido alcanzará sus objetivos de negocio. ¿Qué dicen los analistas? De acuerdo con IDC, los servicios en la nube ahora son parte del portafolio de la mayoría de los proveedores de TIC, ya que esta tecnología se ha convertido en la plataforma de elección para cualquier nueva implementación de TI. El cloud computing establece un nuevo paradigma en la relación de las personas con las computadoras. Según el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST) de Estados Unidos, se trata de un modelo que permite el acceso en red ubicuo, adaptado y bajo demanda a un conjunto compartido de recursos de computación configurables que pueden ser rápidamente provisionados y liberados con un mínimo esfuerzo de gestión o interacción mínima con el proveedor del servicio.

Principales ventajas de la nube para una empresa

Este sistema que pone a disposición de las empresas, independientemente de su tamaño, la posibilidad de utilizar servicios en la red sin contar con la infraestructura necesaria, otorga a los usuarios numerosas ventajas.

  • Ahorro de costos. Las empresas pagan únicamente por los servicios que disfrutan, eliminando, en esta línea, costos adicionales como las licencias de software o equipo no utilizado.
  • Accesibilidad. Acceso compartido y en tiempo real de toda aquella información almacenada y desde cualquier parte del mundo, siendo sólo indispensable estar conectado a Internet.
  • Rapidez. Se gana en velocidad ya que el desarrollo de una aplicación en la nube se puede completar en cuestión de días. Además, dado que las herramientas de trabajo se encuentran en la web no es necesario descargarlas, con lo cual pueden comenzar a emplearse desde el primer momento.
  • Seguridad. Las compañías de la nube o cloud computing cuentan con profesionales muy preparados que crean productos cada vez más potentes y mejorados y que presentan mayor seguridad y fiabilidad.
  • Estructura multiusuario. Todos los usuarios pueden beneficiarse y hacer uso de la misma aplicación, con la posibilidad de que cada uno la personalice a su gusto.
El modelo de Cloud Computing acelera la implementación de aplicaciones, aumenta la innovación y disminuye costos, al mismo tiempo que incrementa la agilidad del negocio.

¿Cómo funciona el cloud computing?

La computación en la nube consta de tres modelos de servicio: Software, plataforma e infraestructura. Veamos cada uno de ellos:

  • Software como servicio (SaaS). El modelo SaaS implica que, en lugar de que el cliente compre el software, pague por el servicio que éste ofrece, es decir, por su alquiler. De esta forma, el usuario obtiene el acceso a la aplicación ubicada en el servidor y la puede integrar a la perfección en su empresa, y para efectos de pago se traduce a una renta mensual por el uso de la aplicación bajo un modelo de suscripción.
  • Plataforma como servicio (PaaS). Se refiere a un modelo similar al anterior pero aplicado a todas las aplicaciones de integración que permiten conectar las diferentes nubes y además poder configurar una nube híbrida, donde se integra la nube con soluciones on Premise. En este nivel pagaremos por los servicios que nos dan dichas aplicaciones y nuevamente por su consumo.
  • Infraestructura como servicio (IaaS). Este modelo abarca todas aquellas infraestructuras empleadas puntualmente como los servicios de almacenamiento o la capacidad de procesamiento, donde se incluye al Hardware y a todos los dispositivos de almacenamiento y respaldos.

Estos tres niveles de nube o cloud computing se adaptan a las exigencias de cada empresa y se basan en la filosofía de proveer solamente los recursos que sean necesarios en ese momento y tienen la flexibilidad de subirlos o bajarlos en cualquier momento de acuerdo a los requerimientos de la empresa. Las aplicaciones basadas en la nube pueden implementarse y ejecutarse en cuestión de días o semanas y el costo es mucho menor. Además, sólo tienes que abrir un explorador, registrarte, personalizar la aplicación (sólo cuando se requiera) y empezar a usarla.

 

Los principales beneficios se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Bajo costo de las licencias y mantenimiento.
  • Disponibilidad del servicio de 99.9% del tiempo.
  • No se necesita una nueva infraestructura ni actualizaciones de softwareActualizaciones automáticas sin interrupciones del servicio, no hay ventanas de mantenimiento ni hay que esperar a que salga la nueva versión del programa para comprarlo.
  • Con la inversión inicial tienes acceso a otras aplicaciones.
  • Cuentas con Soporte del proveedor que en muchos casos es 24/7.
  • Seguridad de la información garantizada, ya que diversos proveedores cuentan con certificaciones como SAS70 Tipo II y FISMA (Federal Information Security Management Act), que indica que los Servicios Generales de Administración de Estados Unidos han revisado y certificado los procesos de seguridad y documentación.
  • Acceso a la información desde cualquier parte, cualquier equipo y en cualquier momento.
  • Cero dependencias de un solo dispositivo (computadora) para acceder a la información.

Desventajas de no migrar a Cloud Computing:

  • Necesidad de instalar varios programas en una sola computadora.
  • Alto costo de mantenimiento del hardware y software.
  • Altos costos para evitar interrupciones en los servicios.
  • Una interrupción en tus servidores puede ocasionar pérdidas de información.
  • La seguridad es menor ya que los equipos de cómputo portátiles y tarjetas de memoria son susceptibles a robo, o bien a perderlas.

En definitiva, gracias a la 'nube' es posible externalizar la infraestructura informática y crear un entorno virtual en el que almacenar diferentes aplicaciones o contenido, de modo que no haga falta disponer de servidores informáticos ni de técnicos que se encarguen de su mantenimiento y funcionamiento. Será la propia plataforma proveedora quien se ocupe de estos menesteres

¡Contáctenos!

Suscribirse al Blog

Consulte FAQ


¿Necesita más información? ¡Solicite una demo sin costo!

¡Comience ahora!